‘Estados Unidos del Amor’, la gélida irracionalidad del amor

Crítica

The Way Out MagazineCine‘Estados Unidos del Amor’, la gélida irracionalidad del amor
julio 5 , 2017 / Escrito por Antonio Sánchez Marrón / Cine /

‘Estados Unidos del Amor’, la gélida irracionalidad del amor

La primera secuencia de la última película de Tomasz Wasilewski (In The Bedroom, Rascacielos flotantes) supone un golpe de efecto visual al espectador. Una estancia, de dimensiones aparentemente angostas, que alberga una reunión familiar por una celebración indeterminada. Una Navidad cualquiera, podría ser. Un lugar donde, según el cine nos ha enseñado, se desnudan por completo todos los pareceres que convergen sentados a la misma mesa. Pero el cineasta polaco pretende ir más allá. Pretende buscar la frialdad inherente al momento. No ya con el objetivo puesto sobre el inacabable plano inicial sino con la identificación entre los personajes que ahí se sitúan y la Polonia de 1990, la que emerge en libertad al apogeo global con el que la nueva década inaugura su devenir.

Estados Unidos del Amor sexualiza notablemente a sus personajes, los muestra al natural, los desnuda planteando la búsqueda de esos recovecos que acompañan cada segundo de infelicidad. Tomasz Wasilewski no abandona la intencionalidad fría, gélida, grisácea – por momentos mortuoria – de su propuesta en momento alguno y se entrega a un retrato sobre lo prohibido, sobre la redención de los tabús. Sobre la superación de ciertos traumas y la naturalización de un presente que se convierte en un homenaje constante a la incertidumbre.

El director plantea un cuento sobre la infelicidad, sobre la muerte del cuerpo en connivencia con un retrato de la Polonia que se abre al mundo tras la caída de media Europa (y sus sueños de cartón-piedra) en manos del devenir del tiempo. A través de un reparto escogido para dar forma a un milimétrico y obsesivo guion (tanto o más que la psicología de sus personajes), Estados Unidos del Amor plantea reflexiones que convergen a medio camino entre la represión y la moral, entre el sexo debido o los impulsos carnales. Entre ser o solo existir.

Sigue leyendo...