‘Una noche con mi exsuegro’, la comedia interminable

Crítica

The Way Out MagazineCine‘Una noche con mi exsuegro’, la comedia interminable
junio 29 , 2017 / Escrito por Antonio Sánchez Marrón / Cine /

‘Una noche con mi exsuegro’, la comedia interminable

Piénselo bien. All nighter evoluciona en Una noche con mi exsuegro. El propio título ya está adelantando la sucesión de acontecimientos de una película que bien podría haberse quedado en eso, en su profético título. Se han vertido ríos de tinta, sangre, sudor y lágrimas, en contra de esos títulos que destrozan las intenciones – buenas o no tan buenas – de una producción. Pero desde La semilla del diablo no hay quien levante cabeza.

J. K. Simmons y Emile Hirsch protagonizan esta suerte de Resacón en Las Vegas donde tipo duro acongoja a tipo blando. Y la chica de por medio que da la feliz casualidad que es la hija del tipo duro. El intérprete, ganador del Oscar por Whiplash (Damien Chazelle, 2014), parece seguir repitiendo el mismo patrón película tras película. Un director como Gavin Wiesen, que procedía de esa cantera de Sundance tras alumbrar la afortunada El arte de pasar de todo (2011), no es capaz de levantar ni un ápice de una trama que ya viene condenada por la perversión de su título castellano.

Con más palabras que hechos, All Nighter viene con el presunto aval del guion de Seth W. Owen. La diferencia es que en su anterior escritura, Morgan (2016), Luke Scott asimiló su estilo con las ideas vertidas por el guionista mientras que Wiesen permanece lejos de acercarse al espíritu cómico del que pretende alardear la producción. Tan lejos que se respira ese interés del director por salir corriendo. Bien lejos.

Sigue leyendo...