Pájaro: “Aún no está todo hecho en la música”

Entrevista

The Way Out MagazineEntrevistasPájaro: “Aún no está todo hecho en la música”

Pájaro: “Aún no está todo hecho en la música”

Nos encontramos con Andrés Herrera Ruiz, con la voz y el alma de Pájaro, para pedirle que nos haga un retrato de todo lo que significa su música, la acción melódica con su banda, para que nos explique de donde emerge la armonía de sus letras y para que se vuelque en hallar respuestas a los interrogantes de dos discos sobresalientes. Santa Leone (2012) y, su último trabajo, He matado al ángel (2016) muestran la evolución – sin perder las raíces – de una música que define, explora y transmuta ideas.

El próximo jueves 28 de abril, Pájaro interpretará los temas de sus dos trabajos en el Frontera Círculo Ambar, en el Salón de Columnas del Círculo de Bellas Artes de Madrid. Allí, la comunión entre su música, sus raíces y el arte que despliega en el escenario harán el resto. Este es el resultado de nuestra charla con Pájaro, con Andrés, con su música y su trabajo.

Hay una fusión de estilos que roza lo sobresaliente en vuestros dos trabajos. Se escuchan compases del más puro blues, se camina por los desiertos de Corbucci y Leone y se distinguen melodías con los vestigios sonoros de la Semana Santa más nuestra, más sevillana. ¿Qué depara el futuro a una banda tan inquieta como Pájaro?

Nunca nos planteamos un estilo en especial. Hacemos canciones y después nos vamos a nuestro laboratorio los Happy Place Studios y allí vemos por donde va a caminar la canción. No tenemos prejuicios con respecto a los estilos, es evidente que hay fórmulas que jamás usaremos porque hay ingredientes que no casan con nosotros, omito esos estilos por que son obvios.

¿En qué nuevas combinaciones sonoras estáis pensando? ¿Qué estilos toca fusionar ahora y arriesgarse a que no se pierda un ápice de la armonía que habéis demostrado en vuestros dos trabajos?

Ya dije que no nos planteamos hacer un disco y fusionar gratuitamente. Cuando la melodía se junta con la letra ya hay fusión…dejamos que la mano derecha de la guitarra marque el tiempo. Si que es verdad que ahora estamos jugando con mambo y ritmos mas latinos pero es un juego. Cuando vemos el color ya deja de ser una broma y se convierte en Pájaro.

Al proponer escuchas de vuestros LP´s, la pregunta más repetida tras la audición es: “Si son españoles, ¿por qué cantan palabras sueltas en italiano?” ¿Cómo explicar la musicalidad de este idioma en vuestras composiciones? ¿De dónde surgió la idea?

El castellano no es muy rockero y después de ser guitarrista de Silvio tantos años algo queda. A él le gustaba usar vocablos mas musicales como algunos en italiano, portugués, gallego y catalán. A veces las canciones te lo piden.

.“Cuanto siento haber estado enamorado. Cuanto siento haber estado junto a ti” ¿Quién te hizo tanto daño, Pájaro?

Ya lo dijo Neruda; ”Confieso que he vivido”. Creo que todos hemos sufrido por amor… o por algo que lo parece. Fue alguien tan importante que hizo que le hiciera esta canción… Ahora es solo eso. Una canción.

¿Qué es lo que más os ha influido para crear y ejecutar vuestras composiciones? ¿Hay un disco, una película o un libro que tengáis como cabecera para llevar a cabo todo lo que la música de Pájaro significa? Hay homenajes al amor, una conciencia política actualizada que trasladáis a vuestros directos. ¿Qué o quiénes consideráis que son las raíces de Pájaro?

La raíces de Pájaro vienen de una familia de trabajadores de la antigua clase media con muchas experiencias vividas. Si te has criado con un padre que era jefe de cabina, el que proyecta las películas y te ibas con él al cine de ayudante con 10 años, algo de eso te marca si además desde los siete años te pones a tocar la guitarra solo y sin profesor. Desde que tengo memoria iba de la mano de mi viejo a ver al Betis o a la salida de un paso de Semana Santa y la música que allí sonaba me emocionaba tanto que cuando llegaba a casa cogía la guitarra y sacaba a mi manera aquella música que había escuchado. Si hubiese nacido en otro lugar a lo mejor sería veterinario.

Llegados a este punto de lanzar dos trabajos con entidad propia, ¿qué sensaciones y enseñanzas extraes de haber compartido escenario con Silvio, Raimundo Amador o Kiko Veneno? ¿Qué has enseñado tú, Andrés, a quienes te han rodeado a través de los toques de tu guitarra? ¿Qué has trasladado de todos ellos a Santa Leone y He matado al ángel?

Silvio, Kiko, Raimundo y otros artistas con los que he crecido me han enseñado cada uno algo diferente. Recuerdo cuando me ponía el disco de Veneno a sacar las guitarras (aún no les conocía) me recordaba a Hendrix con una flamenca. Rai ha sido mi maestro sin él saberlo hasta que le conocí. Hay mucho de ellos en nuestros discos. ¿Qué ha podido enseñar Pájaro con estos dos trabajos? Que nunca es tarde para empezar de nuevo. No hay que tener miedo y sacar lo mejor de ti pero sobre todo que aún no está todo hecho en la música.

¿Qué ha supuesto colaborar con nombres propios como El Twangero, Julián Maeso o Los Saxos del Averno con la fuerza que han impreso a sus colaboraciones en este último trabajo, He matado al ángel? ¿Cómo surgieron estos trabajos a varias manos?

La inmensa fortuna de Pájaro se resume en tener grandes amigos. Todas las colaboraciones tienen un porqué por encima de los nombres. Sus grandes aportaciones en nuestros discos denotan el gran cariño del que disfrutamos.

Sigue leyendo...