‘Love’, amor marchitado

Crítica

The Way Out MagazineSeries‘Love’, amor marchitado
marzo 30 , 2016 / Escrito por Redacción TWO / Series /

‘Love’, amor marchitado

Por Daniel López

Mucho se está hablando de la nueva comedia de Netflix, Love. Esta serie creada por Paul Rust, Judd Apatow y Lesley Arfin, cuenta la historia de amor de Mickey y Guy. Un producto con un tema muy manido, como es el proceso de enamoramiento entre dos personas desde un punto más inestable e inverosímil. Los protagonistas de Love son personajes antagonistas: Guy (Paul Rust), un tipo enclenque, friki y muy manejable, y por el otro lado está Mickey (Gillian Jacobs), una alcohólica y drogadicta, propensa a las emociones fuertes y arrastrada por su pasado al fracaso.

Love tiene un convincente piloto, con una gran presentación de los personajes y del universo que les rodea a lo largo de la serie. Sin duda, ese es su punto fuerte. El mundo formado por sus creadores es lo que atrapa al espectador, ya que la historia de amor desamor ya se la sabe al dedillo cualquiera. Con unos personajes bien construidos, desde el casting hasta la puesta en escena son todo aciertos. El problema llega a partir de los primeros capítulos. El globo comienza a deshincharse.

Y es que el dilema de hacer un producto con un tema tan empleado en este género es que necesitas ser el mejor, o por lo menos, destacar en algo, y Love no lo hace. Combina grandes momentos, con gags que consiguen sacarle una sonrisa al espectador, con otros que podan tu atención. Ese problema radica en el guion. Episodios que muestran características de los personajes y permiten que la trama avance, con otros de mero relleno.

serie-love1

Lo que sobresale en la serie son las dos interpretaciones de los protagonistas. Paul Rust hace de Paul Rust, una persona poco agraciada físicamente, que lo suple con su lealtad y su manera de ser. Luego está Gillian Jacobs, para darle de comer aparte. Sin duda, la figura de la historia. Una mujer cansada de equivocarse, que pretende llevar una vida más sosegada, donde reine la calma.

Es interesante la representación que hacen del mundo de la televisión y y de Los Ángeles como ciudad. Una industria que se mueve por la audiencia y el dinero, capaz de cualquier cosa con tal de llegar al éxito y con una visión de los guionistas muy afilada pero que concuerda con ese negocio.

Lo bueno de Love, es que es una serie ligera y fresca. Lo malo, que se atasca en lo esencial de una comedia romántica. No hay amor, ni hay comedia. En el fondo está más próxima al drama, a lo perecedero de las relaciones sentimentales. En conclusión, Love es una serie que se deja ver, pero que no aporta nada nuevo. Es como un amor de verano, que está bien, pero que con el paso del tiempo pasará desapercibido.

Sigue leyendo...