‘Regreso a Twin Peaks’, el mosaico de las emociones

Crítica

The Way Out MagazineLibros‘Regreso a Twin Peaks’, el mosaico de las emociones

‘Regreso a Twin Peaks’, el mosaico de las emociones

cubierta-2d-350x560

La editorial Errata Naturae, consabida experta en concedernos importantes análisis televisivos, devuelve la ilusión por el mito veinticinco años después. Regreso a Twin Peaks viene acompañado, como no podía ser de otra manera, del estreno de esa tercera temporada de la serie que David Lynch y Mark Frost legaron a la nueva semántica de la televisión contemporánea. Fieles a la tradición inclusiva que la editorial conserva y que proporciona que grandes firmas se preocupen en verter un contenido teórico-crítico sobre un asunto en cuestión, Regreso a Twin Peaks sirve de preludio al estreno de la esperada consecuencia de aquel “I´ll see you again in 25 years“.

Un volumen totémico que va transitando por diversas cuestiones filosóficas, psicológicas, historicistas y teóricas acerca de los postulados que la serie trasladó a la nueva concepción televisiva que comenzaba con el estreno del episodio piloto, el 8 de abril de 1990. David Chase, creador de Los Soprano es quien inaugura Regreso a Twin Peaks. Y lo hace manifestando las posibles influencias que en él ejerció la ficción de la CBS en el momento en que presenció su irrupción. Él, autor de la otra definición de televisión que propagó la HBO cuando Los Soprano se atrevió a entrar en terrenos de la ficción inhóspitos, se enfrenta a las consecuencias de aquella revolución.

El corpus crítico-teórico va acrecentando sus percepciones a medida que avanzan los capítulos. El cineasta Nacho Vigalondo construirá una intersección entre lo que para él significó descubrir la serie y lo que supuso para él buscar al autor del crimen televisivo más conocido de la década de los 90. Con posterioridad, será el propio David Lynch quien despliegue, en un capítulo que sirve de entrevista al autor, entresijos y detalles que después confrontará Michel Chion. Trasuntos, en un manierista conjunto casi anecdótico, que relajan el comienzo de la presente obra y atrapan de cara a los ensayos que posteriormente Errata Naturae exhibirá.

Es Enric Ros quien propone un estudio psicoanalítico, antropológico y sociológico acerca de las diversas capas desprendidas de las relaciones de David Lynch y Mark Frost con sus referentes a la hora de concebir Twin Peaks. Aaron Rodríguez Serrano, por su parte, recupera el estilo de anteriores textos para mostrar un estudio más propio de las emociones y los sentimientos desprendidos con respecto al visionado de la serie, la lógica individual frente a todo el caos ordenado nacido de la mente de Lynch/Frost para exponer los aspectos más apegados a la filosofía de una serie que, en sus treinta episodios, sobrevivió desafiando todo lo establecido.

El volumen irá progresivamente estructurándose como una pirámide inversa. El lector comienza en la parte superior, en los aspectos más generales de la obra, para ir descendiendo hacia la particularidad. Instantes muy concretos como los que propone para su análisis Michael Thomas Carroll, con un capítulo dedicado íntegramente al agente Dale Cooper (Kyle MacLachlan) o el que conforma Carlos Losilla para tratar de ubicar las diferentes impresiones surgidas del rostro de Laura Palmer. Pero antes, Iván Gómez y Fernando de Felipe trazando una línea entre el significado de la serie en sí misma de cara al futuro televisivo y descendiendo hasta lo mínimo de su implicación: la lágrima como motor del cine de David Lynch.

Resulta imposible tratar de trazar unas líneas que no resulten arbitrarias – y, por extensión generalistas – sobre este volumen que acerca Twin Peaks a todo tipo de lectores. Desde aquellos que buscan respuestas acerca de por qué se mantuvieron en vilo por la muerte de la joven reina del instituto hasta para aquellos que pretendan identificarse con las bondades del agente Cooper (taza de café y cherry pie en mano). Regreso a Twin Peaks implica sumergirse en sus páginas y descubrir los secretos de la localidad, parlamentar en un soliloquio sin interrupción con Diane (el capítulo dedicado a ella por Rick Stoeckel). Un volumen concebido para los expertos, para los amateurs o para aquellos que alguna vez escucharon hablar, aunque fuera de oídas, del asesinato de Laura Palmer. Regreso a Twin Peaks es un exquisito culmen teórico que aúna hechos, preceptos, significados y consecuencias.

Regreso a Twin Peaks. VV.AA. Errata Naturae. 312 páginas. 20,00 €

Sigue leyendo...