‘Un tiro por la salud del imperio’ – Mi Capitán

Crítica

The Way Out MagazineMúsica‘Un tiro por la salud del imperio’ – Mi Capitán
octubre 19 , 2017 / Escrito por Antonio Sánchez Marrón / Música /

‘Un tiro por la salud del imperio’ – Mi Capitán

Con Drenad el Sena (2015), la banda Mi Capitán demostró que inauguraban un periodo de éxito justificado a base de experiencia, contundencia y letras plagadas de ritmo, rock y reiteraciones exquisitas. A golpe de acertados vocablos, su primer trabajo consiguió hacerse un hueco en el panorama musical español uniendo diversas piezas de grupos como Julián Saldarriaga (Love of Lesbian), Ricky Falkner (Egon Soda, Standstill), Ricky Lavado (Standstill), Daniel Ferrer (Love of Lesbian), Gonçal Planas (Sanpedro), Victor Valiente (Standstill) o Ferrán Pontón (Egon Soda) para crear un conjunto armonioso y sobresaliente.

En Un tiro por la salud del imperio vuelve la firmeza, los ritmos marcados y la contundencia de su primer trabajo. Sin embargo, no se puede hablar de mejora ya que eso implicaría la necesaria (innecesaria, por defecto) comparación entre ellos. Cada uno de los dos discos contiene matices que los diferencian uno de otro. Si en el primero todo se volvía académico y el atrevimiento era más un riesgo que una virtud, ahora han tenido oportunidad de saciar sus apetitos armónicos con cada género que rozan en cada uno de los temas de este nuevo trabajo.

Canciones como En la avenida, Sal corriendo o Veo un caballo se distingue la percusión (Lavado/Falkner) como el eje predominante que acompaña la voz de Planas. He aquí donde radica la fuerza de un disco que llegaba con el miedo a poder igualarse a su predecesor. La diferencia entre ambos es tan notable que es imposible negar la evidencia. Mi Capitán ha construido dos discos más que notables donde despliegan años de experiencias, voluntad de reinvención, psicodelia y rock a partes iguales. Un disco que se confirma como uno de los imprescindibles de este 2017, que deja al indie entre los irremediables géneros más voluntariosos del panorama nacional a base de golpes de efecto de brutalidad manifiesta.

Un tiro por la salud del imperio deja bien claro que hay que dejarse llevar, con permiso de la voz principal, por las distintas secciones instrumentales. Todas ellas (los comienzos de En la avenida, La policía o Encerrados en la habitación) arman un conjunto que gusta de sus experimentos, que cae a un agradecido precipicio de creatividad. Un trabajo exquisito, digno de ser saboreado con lentitud, tranquilidad y absoluta entrega. Para muestra, un botón. Os dejamos el videoclip de En la avenida, rodado en la Fábrica de Cristal de Segovia y donde el talento de la banda se une al de María Rodrigo (batería de Aeromozas), Leia Rodriguez (bajista y guitarra de Mourn), Blanca G. Agulló (guitarrista de Aeromozas), Sonsoles Rodríguez (bajista de Las Odio), Camino Uribe (percusionista) y Angie Sánchez (teclista de, entre otros, Anaut y Julián Maeso).

Sigue leyendo...