Will Johnson: "La vida de músico es muy errante"

The Way Out MagazineEntrevistas MúsicaWill Johnson: "La vida de músico es muy errante"
diciembre 4 , 2015 / Escrito por Redacción TWO / Entrevistas Música /

Will Johnson: "La vida de músico es muy errante"

Por David Arias

El sur concibe a sus hijos con un influjo que les conduce irremediablemente a un camino emparentado con la vida errante, la música mestiza y la bohemia más radical. Se trata de tipos con una sensibilidad especial que tienen  mucho que decir dentro y fuera de sus canciones. El cantante Will Johnson es uno de los últimos de esa estirpe folk irrepetible. Will Johnson, mítico front-man de Centro-Matic y de una riada de bandas marcadas por su personalidad, desprende la sabiduría contagiosa de quien ha vivido intensamente la vida y de música. Lo hará sin duda en su cita en Madrid el próximo jueves 17 de diciembre en la Sala El Sol.

Este multi-instrumentalista talentoso es un producto genuinamente sureño nacido en un rincón de Missouri, cuya juventud transcurrió en un pequeño pueblo militar llamado Killeen, en Texas. Su día a día en este especial lugar que parece sacado de una peli de los Coen forjó un carácter libertario. “La rutina en Killeen dependía del momento. Las opciones culturales allí eran muy limitadas para un adolescente; por ello creábamos nuestra propia diversión.” Esa adicción temprana al DIY le convirtió en una persona con muchas inquietudes. “En Killeen fundábamos bandas o hacíamos skate, hasta que los chicos crecían y no nos quedaba más remedio que emigrar. Yo viví allí durante mis años de instituto.” Su pasión por la música se coció en aquel lugar alejado del mundanal ruido. “Nos teníamos que ir a Austin para comprar discos.” En aquel pueblo la música se convirtió para él en “una terapia y un santuario”.

A pesar de ello, nunca se imaginó que podría tener una carrera como la suya. “No estaba muy seguro de poder tocar canciones como lo hago ahora, no me veía capaz de escribir canciones, tan solo era un batería.” Como buen errante hubo un momento para decir adiós a su hogar. “Cuando acabé el instituto llegó el momento de abandonar Killeen a pesar de mi excelente relación con mis padres.” Johnson vivió entonces su pasión por la música a través de las diferentes bandas que tuvieron la fortuna de toparse con su talento. Para este músico iconoclasta “cada una de ellas tiene su propio animal, su fuente de energía. Centro-Matic ha sido en la que más tiempo he estado, me siento feliz por ello, pero en todas he sido feliz de aprender de ellas de diferente manera”.

will-johnson

En su trayectoria aprendió la esencia de la vida de todo buen músico: “Esa vida conlleva mucho tiempo en lavanderías, cuidar de gente más joven, ser responsable de ti y de otros, y vivir errante esperando el siguiente tour”. En sus múltiples giras mundiales con su banda más reconocible, Centro-Matic, descubriría que “la cultura musical está más avanzada en América que en Europa”.

Con esta banda encontró “una especie de familia, una hermandad”. “Siempre sentí una especial afinidad con esos chicos, incluso si la banda no vuelve a agruparse nunca más. Mis esfuerzos musicales y las experiencias vitales vividas con ellos son un inigualable regalo”. Después de dos décadas de éxito, la banda de su vida se disolvió el año pasado. ¿Por qué? “Estábamos tocando mejor que nunca y nos encontrábamos bien, pero el tiempo y las agendas se han convertido en algo difícil de gestionar. Es parte de volverse adulto en una banda que no sustenta nuestras vidas completamente. No queríamos convertir a la banda en un hobby. Hemos estado juntos después de muchos buenos años y nos propusimos que el fin de todas esas buenas cosas fuera positivo para todos nosotros.”

Para la banda se trató de una decisión muy meditada y, en cierta medida, triste. “Nos llevó mucho tiempo tomarla, no todas las bandas consiguen dejarlo con una nota positiva, pero así fue como lo hicimos. Fue un motivo de orgullo poner el broche final de esta manera. Al menos para mi lo fue.” Johnson no descarta un posible regreso, “ Nada es imposible”, aunque no en un futuro próximo.

El folk que él ha ayudado a resucitar está en este momento “lleno de vida y tan interesante como si nunca se hubiese dejado de estarlo.” Will Johnson tiene fe en que no se trate de una moda pasajera. “Creo que la sostenibilidad del género está en el hecho del trabajo que se está realizando, y necesita ajustarse a las necesidades del artista. Mucho del éxito que está sucediendo responde a mantener el coste de su esfuerzo tan bajo como se pueda, conectando directamente con los fans, y suprimir lo caro o lo innecesario de los intermediarios.”

Johnson es un músico de mente abierta y no cree en las tesis más puristas del género que le ha convertido en referente. Sobre si ser purista es un error a día de hoy, lo tiene claro: “Depende de la motivación de cada artista. Algunos están en esto para lograr tanta fama como puedan tan rápido como sea posible. Otros lo hacen por las chicas, o por los contactos que pueden generar en el ámbito musical y en otros proyectos. Ahí entra el acercamiento entre el arte y el negocio, lo admitan o no, por lo que no consiste en ser lo que algunos llaman purista. Quizás la definición de purista deba ser diferente. Depende de por qué el artista está en esto. Si estás para un largo trayecto o un pequeño apaño y en el motivo que te mantiene vivo en la música mientras el tiempo pasa”.

Esta nueva idiosincrasia musical puede conducir al folk a convertirse en un nuevo mainstream aunque los condicionantes de lo masivo no concuerdan con la visión del músico. “No sé si los consumidores de música mainstream tendrán la paciencia suficiente como para considerar al folk como el nuevo mainstream. Creo, eso sí, que este género tiene una aceptable y suficiente e incluso creciente masa de seguidores actualmente”.

Ahora que se ha cerrado una etapa importante en su vida reconoce que de todos los instrumentos que toca y son muchos, con el que más a gusto se encuentra es con la batería y que su futuro inmediato se basa en “la lavandería, ser errante y limpiar la casa”. “Grabaré un disco en solitario la próxima primavera.” ¿Existe para él más vida allende el folk? “He estado en una borrachera metal últimamente. He tocado mucho Graveland, Mastodon y The Sword estos días.”

Para finalizar y dejar a Johnson con su pelotazo de metal, su opinión sobre la música española demuestra su amplio conocimiento de las corcheas de todo el mundo. “Hay cierto folk catalán que los miembros de Animic tocaron para mí hace unos años y me gustó mucho. Hay algunas bandas que he sido afortunado de encontrarme con ellas en el pasado: Animic, Standstill, Lori Meyers, y Mika Makowski, entre otros.” Los afortunados quizás sean ellos al haberse topado al último errante del folk vagando por los escenarios de todo el mundo con su sonido personal y refinado.

Podrás ver a Will Johnson el 17 de diciembre en la Sala El Sol de Madrid.

Sigue leyendo...